Skip to content
100preguntas

Las 10 preguntas para una entrevista de trabajo fundamentales

Todas las preguntas para una entrevista de trabajo

¿Estás yendo de un mostrador al otro dejando tu CV? ¿Te encuentras en plena búsqueda laboral y quieres prepararte, por las dudas, para el momento de la entrevista? ¿Tienes miedo de decir algo equivocado que arriesgue tu puesto? Entonces, no lo dudes más: quédate en este post, porque aquí te damos 10 preguntas para una entrevista de trabajo que seguramente aparecerán durante tu charla con el reclutador.

Sabemos que ese momento de ajustarse la corbata, tragar saliva y dar un paso adentro del área de Recursos Humanos en una empresa, puede ser poco menos que aterrador. Así que, para evitar estar nervioso de más y manejar la situación con los mejores recursos posibles, anticipamos las cuestiones que pueden llegar a surgir en una entrevista laboral.

No hace falta que te aprendas los ítems de memoria ni que ensayes las respuestas una y otra vez, porque al ser entrevistado podrías olvidarlas y no saber qué decir. Más bien, toma esta información como un consejo de un buen amigo, con orientaciones acerca de lo que es positivo mencionar y lo que resulta conveniente callar.

Principales preguntas para una entrevista de trabajo

Hemos realizado un amplio relevamiento entre trabajadores, candidatos a puestos laborales, miembros de bolsas de empleo y la comunidad web en general; tras esta investigación, podemos contarte fehacientemente cuáles son las principales preguntas para una entrevista de trabajo.

Además de listarlas una por una, iremos dándote consejos o sugerencias sobre lo que te conviene decir para ganar puntos y evitar arruinar la oportunidad de conseguir el puesto que tanto deseas. Ten en cuenta que se trata de interrogantes de carácter general, que no están relacionados con ningún sector de actividad comercial ni profesional en particular. Así, nuestras preguntas se adaptan a la mayoría de las entrevistas laborales.

¿Cuánto quieres ganar?

Uf, la peliaguda cuestión de la “remuneración pretendida” ha logrado dejar sin oportunidades a más de uno. Ten cuidado con lo que dices: si delineas una cifra muy alta, serás un empleado muy caro de contratar; por el contrario, si pides demasiado poco, puedes estar queriendo decir que no te valoras a ti mismo lo suficiente.

En muchos casos, ni el entrevistador ni el entrevistado mencionan esta cuestión sino hasta último momento (a veces no se habla de ello ni siquiera en el primer encuentro). No hables de dinero nunca, a menos que te lo pregunten específicamente. De otra forma, parecerá que únicamente te interesa la paga.

¿Por qué estás buscando empleo?

Es importante que seas cuidadoso con la respuesta. Por supuesto que todos necesitamos trabajo para subsistir, pero no debes parecer un desesperado. Di cosas como que además de mantenerte quieres desarrollar tu carrera, progresar, dar un buen ejemplo a tus hijos, lograr una mejor versión de ti mismo, etc.

Distintas preguntas para una entrevista de trabajo
¿Cómo responder preguntas para una entrevista de trabajo?

Tienes que mostrarte interesado en la empresa en sí, hacer ver que te interesa ese puesto de trabajo en particular por la misión y visión de la compañía, su incidencia en el mercado, su responsabilidad social… Ten cuidado de mostrar que esta entrevista es solo uno de los anzuelos más que has arrojado por ver si alguno pesca.

¿Por qué dejaste de trabajar en X?

Esta es una de las preguntas para una entrevista de trabajo que probablemente salgan a la luz cuando el entrevistador dé una ojeada a tu CV. Es posible que quiera saber cuál fue el motivo de tu dimisión en la empresa anterior. Los motivos pueden ser muy variados, pero de ninguna manera tienes que mencionar problemas con tu jefe, conflictos con tus compañeros o cualquier otro aspecto negativo.

Más bien, enfócate en lo positivo de la cuestión: dejaste el empleo porque no te ofrecía oportunidades de crecimiento y tú sabes que en esta empresa a la que aspiras sí puedes crecer, que querías hacer algo más enfocado en tu profesión, que te gustan las compañías donde se ofrece capacitación constante, etc.

Además, es fundamental que no digas algo como “dejé de trabajar en X lugar porque me pagaban poco”, porque se encenderá la luz roja de la remuneración pretendida… y quizá tu futuro empleador no esté dispuesto a pagarte mucho más. Deja que él haga la oferta después.

¿Por qué estuviste poco tiempo en la empresa X?

Normalmente, los entrevistadores intentan indagar si eres una persona inestable, no comprometida, poco responsable o conflictiva, rasgos de personalidad que pueden llevarte a permanecer poco tiempo en un determinado puesto laboral. Por eso, lo que contestes aquí resulta definitivo para tu valoración como candidato.

A modo de sugerencia, puedes recurrir a ideas del tipo “percibí que no iba a poder crecer”, “mis tareas no se relacionaban mucho con mi perfil profesional”, etc. No digas que tuviste problemas, que te trataban mal o que te pagaban poco. Criticar a los empleadores anteriores jamás queda bien. Normalmente los aspirantes piensan lo contrario, pero créenos: lo que Juan dice de Pedro, habla más de Juan que de Pedro.

Coméntanos de alguna situación de tu empleo anterior en la que te hayas equivocado. ¿Qué hiciste para solucionar el problema?

Entre las preguntas para una entrevista de trabajo más habituales, se encuentra aquella que apunta a tu capacidad de resolver problemas, a tu proactividad, creatividad e iniciativa. Por supuesto, es esperable que en algún momento de tu camino laboral o profesional haya inconvenientes o situaciones a resolver; lo importante es tener la seguridad de que eres capaz de enfrentarlos eficazmente.

Tus entrevistadores no querrán asegurarse de que eres un robot que no se equivoca nunca, sino de que eres honesto como para reconocer tus errores y creativo como para buscarles una solución.

¿Qué sabes acerca de nuestra empresa?

Muchos de nosotros acudimos casi corriendo a las entrevistas de trabajo, atraídos por un anuncio o publicación laboral tentadora, sin tomarnos el tiempo de indagar un poco sobre la compañía que lo divulga.

Creemos esencial que averigües algunos datos sobre la empresa a la que vas a postularte, no solo por el hecho obvio de saber si es para ti sino además para demostrar que realmente quieres ser parte del equipo. Tienes que mostrarte comprometido, dispuesto a trabajar para conseguir los objetivos empresariales junto al resto del personal. Además, debes demostrar que compartes sus valores y su visión.

Dinos por qué deberíamos contratarte.

Si realmente quieres brillar en la entrevista, esta es la pregunta perfecta para sacarte partido. Aquí llega el momento de hablar de tus cualidades: menciona qué puedes aportar a la compañía, por qué debes ser considerado un perfil valioso, qué herramientas, conocimientos y experiencia tienes que te convierten en candidato ideal al puesto, etc.

En general, intenta demostrar que tú tienes algo importante que aportar a la compañía y que estás dispuesto a brindar lo mejor de ti.

Cuéntanos sobre ti.

Sé precavido con esta pregunta y aprovéchala –al igual que la anterior- para destacarte. A tus futuros empleadores no les interesa que hables de si te gustan las mascotas o de si sales a bailar por las noches. Más bien, habla de aquellos rasgos de tu personalidad que puedan colaborar con una buena imagen de ti como empleado.

Por ejemplo, si eres organizado y metódico, puedes mencionarlo; si te gusta establecer relaciones de amistad con compañeros de trabajo o estudio, también lo puedes decir; si eres de los que no tienen problemas en tomar nuevos cursos o viajar para perfeccionarse, es un buen ítem a destacar.

¿Cuál crees que es tu peor defecto?

En el imaginario popular está presente la idea de que tienes que decir algo como “soy demasiado responsable” o “me preocupo mucho por el trabajo”. Ten por seguro que tus empleadores no quieren un obsesivo entre sus filas.

Claro que todos tenemos defectos, pero es mejor que menciones alguno que sientas que no va a afectar mucho tu vinculación al puesto laboral. Por ejemplo, si eres diseñador de software puedes decir que eres tímido y que te cuesta hablar en público.

Recomendaciones y preguntas para una entrevista de trabajo
Consejos sobre preguntas para una entrevista de trabajo

¿Qué quieres lograr en tu vida?

Hemos dejado la pregunta más tramposa para el final. Aquí, tus entrevistadores tratarán de medir el alcance de tu ambición, cuán involucrado estás con tu carrera o tu puesto laboral (presente o futuro), qué orden de prioridades estableces para cada aspecto de tu vida, etc. En buena medida, tus metas personales influenciarán los objetivos empresariales que seas capaz de conseguir en grupo.

Acabamos de revisar 10 importantes preguntas para una entrevista de trabajo. Por supuesto, a lo largo de un encuentro profesional pueden surgir muchas otras; nosotros hemos querido mencionar las más comunes para que las tengas en cuenta. No estudies tus respuestas y trata –en lo posible- de ser honesto; solo evita aquellas cosas que es mejor no mencionar para que los empleadores hagan una buena valoración de tu perfil.

Finalmente, compartimos contigo un enlace para que encuentres más recursos relacionados con la búsqueda de empleo. No nos queda sino desearte buena suerte en esta iniciativa, y ojalá consigas aquel puesto que resulta ideal para ti.