Skip to content
100preguntas

¿Qué son las preguntas abiertas? Descúbrelo aquí

Analizamos qué son las preguntas abiertas

Todos nos hemos debido enfrentar a cuestionarios, formularios, encuestas, tests, evaluaciones que involucran preguntas. En este sentido, seguramente en algún momento de tu vida como estudiante –en la primaria, la secundaria o la Universidad- escuchaste mencionar esto de las “preguntas abiertas”. ¿En qué consisten? ¿Qué son las preguntas abiertas exactamente y cómo se distinguen de otro tipo de interrogantes? Aquí te lo explicamos.

Quédate en este artículo para conocerlo todo acerca de diversas clases de preguntas y sus posibles respuestas. Contamos con el asesoramiento de expertos para traerte información fresca, que realmente aporte con nuevos conocimientos y fuentes de consulta fidedignas. Además, compartimos links seguros para que puedas continuar investigando las cuestiones que más te interesen en forma independiente.

Después de esta breve presentación, vamos al grano: ¿qué son las preguntas abiertas? Respondemos ampliamente el interrogante a continuación. No te muevas de la pantalla y sigue leyendo para conocer todos los detalles sobre la cuestión.

Qué son las preguntas abiertas

Vamos a decirlo en palabras muy simples: las preguntas “abiertas” son todas aquellas que no pueden responderse únicamente con las palabras “sí” o “no”. Esta clase de cuestionamientos requieren una respuesta más amplia por parte del interlocutor: datos precisos, descripciones, un relato, información nueva, etc.

Tal categoría se opone a las denominadas “preguntas cerradas”, que son –por el contrario- aquellas que se pueden contestar tan solo diciendo “sí” o “no” (es decir, con una afirmación o una negación).

Normalmente, los estudiantes prefieren preguntas de tipo cerrado porque son más sencillas de contestar o al menos, si no saben la respuesta, tienen un 50% de probabilidades de acertar con un “sí” o “no” colocado al azar. En cambio, las preguntas abiertas se consideran más complejas porque apelan a conocimientos específicos por parte del interrogado; tiene que responder con información precisa en 2 palabras o más, e incluso, con frases y párrafos completos.

El mismo fenómeno tiene lugar con las encuestas: en los estudios de mercado y cuestionarios en general, se prefiere el diseño de ítems con preguntas cerradas porque el participante no tiene que hacer tanto esfuerzo para contestar y la respuesta es muy precisa (únicamente hay 2 alternativas para contestar). Por el contrario, en las preguntas abiertas las personas tienen que dar explicaciones que en ocasiones no desean dar, menos si deben escribir.

Averigua qué son las preguntas abiertas
Respondemos qué son las preguntas abiertas

Por otra parte, hay que notar que estos tipos de interrogantes son más difíciles de procesar: salvo que se trate de un cuestionario de opción múltiple –que puede analizar un ordenador- a las respuestas abiertas hay que leerlas una por una y considerar todos los dichos del entrevistado/examinado.

Ahora veremos algunos ejemplos de ambos casos (preguntas abiertas y cerradas), para que el tema te quede más claro. Verás que la cuestión es bastante sencilla, a pesar de que hemos dado una extensa explicación de la misma.

Ejemplos de preguntas abiertas

A continuación brindaremos ejemplos de preguntas que requieren una respuesta más amplia o más específica (de varias palabras, no 1 sola) por parte del interrogado. Ahora podrás ver claramente qué son las preguntas abiertas. Comprobarás que las conoces desde hace mucho tiempo (probablemente, desde los primeros años de tu educación básica) aunque no con el nombre bajo el cual te las estamos mostrando hoy.

  • ¿Qué es el chocolate?
  • ¿Cómo se llama el protagonista de “Una Tormenta Perfecta”?
  • ¿Quiénes eran “Los Locos Addams”?
  • ¿Cuánto es 2 + 5?
  • ¿Adónde vas esta noche?
  • ¿Qué planetas existen?
  • ¿Cuántos años tienes?
  • ¿A qué hora te vas a dormir?
  • ¿Por qué no has hecho tu tarea?
  • ¿A qué edad se compró Juan su primer coche?
  • ¿A quiénes iremos a visitar esta tarde?
  • ¿Cómo se usa un pelapapas?
  • ¿De qué manera podrían resolver el problema?
  • ¿Cuál es el día más corto del año?
  • ¿Por quién estás haciendo esta tontería?
  • ¿A causa de qué han decidido renunciar a su puesto de trabajo?
  • ¿Por cuáles motivos elegiste dejar de ser periodista?
  • ¿Cuántas mascotas viven en la casa de al lado?

Ejemplos de preguntas cerradas

En este caso vamos a ver interrogantes muy similares a los anteriores, pero que en lugar de ser de respuesta abierta, son de respuesta cerrada (se pueden contestar con tan solo 1 palabra, “sí” o “no”).

El tema de “qué son las preguntas abiertas” no puede comprenderse cabalmente si no se contraponen las mismas a las preguntas de tipo cerrado. Mediante la comparación de ambos conceptos y con ejemplos específicos de aplicación, podrás ver en qué se distingue cada uno de ellos.

Ahora sí, checa nuestro listado de preguntas cerradas e intenta responderlas mentalmente de forma afirmativa o negativa. Verás que se pueden contestar diciendo simplemente “sí” o “no”.

  • ¿Te gusta el chocolate?
  • ¿El protagonista de “Una Tormenta Perfecta” es George Clooney?
  • ¿” Los Locos Addams” eran una familia de la televisión?
  • ¿2 + 5 es igual a 7?
  • ¿Vas a ir a la fiesta?
  • ¿Saturno es un planeta?
  • ¿Tienes 25 años?
  • ¿Estabas durmiendo?
  • ¿Ya has hecho tu tarea?
  • ¿Juan se compró su primer coche a los 18 años?
  • ¿Esta tarde iremos a visitar a los abuelos?
  • ¿Necesitas pelapapas para preparar las patatas fritas?
  • ¿Podrían resolver el problema así?
  • ¿El día más corto del año es el 21 de junio?
  • ¿Estás haciendo esta tontería por María José?
  • ¿Han decidido renunciar a su puesto de trabajo por la falta de incentivos y de oportunidades de ascenso?
  • ¿Elegiste dejar de ser periodista debido al acoso sufrido por la prensa internacional y por el estrés que te provocaba viajar constantemente?
  • ¿En la casa de al lado viven 4 mascotas distintas?

Como habrás podido apreciar, “qué son las preguntas abiertas” es una cuestión que se puede dilucidar fácilmente si tenemos en cuenta, además, que estas preguntas siempre inician con palabras interrogativas como las siguientes:

  • Qué
  • Quién
  • Cómo
  • Dónde
  • Cuándo
  • Por qué
  • En qué
  • A qué
  • …etcétera.

Normalmente, tales partículas interrogativas se colocan al principio de la frase para poder construir la pregunta. Necesariamente el interlocutor deberá enfocarse en esas palabras para responder. Por ejemplo, si pregunto “¿Dónde estás?”, la otra persona tiene que especificar un lugar o punto geográfico concreto.

Ventajas de las preguntas abiertas

Si bien esta clase de interrogantes es menos utilizada (por las limitaciones que hemos mencionado: dificultad de procesamiento, menor probabilidad de respuesta por parte del interrogado, más especificidad de diseño, etc.) también brinda algunas interesantes ventajas a la hora de obtener información. Veamos las más importantes:

Informe: ¿qué son las preguntas abiertas?
Análisis: ¿qué son las preguntas abiertas?
  • Otorgan mayor libertad al entrevistado.
  • Permiten obtener más datos en el transcurso de una investigación.
  • Brindan información precisa sobre el nivel de conocimientos de una persona.
  • Permiten dar respuestas concretas y pormenorizadas a una gran variedad de fenómenos.
  • Dan oportunidad de analizar una situación en profundidad.
  • Escapan de los prejuicios y preconceptos de quien diseña las preguntas, dado que el cuestionado se explaya en la temática planteada cuanto desea.
  • Evitan el “encasillamiento” frente a la elección obligatoria de 1 sola opción entre varias respuestas predeterminadas.
  • Hacen descubrir informaciones y datos útiles para una investigación (es decir, permiten configurar nuevas variables) que al principio quizás no se habían tenido en cuenta o no habían sido previstas por el interrogador.
  • Pueden presentar un rango de extensión bastante amplio (el encuestador puede aclarar si el destinatario se puede expresar en 10 líneas, 1 párrafo, 1 oración, etc.).
  • Manifiestan una actitud de interés y apertura hacia lo que los sujetos tienen para decir o hacia sus opiniones individuales.
  • Permiten desdecirse y enmendar lo dicho, por si esto fuera necesario.

Cuestionarios de preguntas abiertas

Tal vez eres estudiante de Sociología, necesitas hacer una encuesta para recolectar datos sobre un fenómeno específico, quieres iniciar un nuevo negocio y te conviene conocer las tendencias de consumo actuales, trabajas para alguien que necesita medir con el “termómetro social” ciertas cuestiones de política, economía, etc… En todos estos casos y muchos otros, puede ser útil ayudarse con un cuestionario de preguntas abiertas.

Ingresa a esta web para descubrir algunas plantillas prediseñadas para tu cuestionario, como así también, excelentes recursos que te asistirán en la creación de tu cuestionario en particular. No hace falta que pagues nada de dinero por estas herramientas, que además -dicho sea de paso- son totalmente seguras y están libres de virus.

Tal como podrás verificar a lo largo de nuestros diversos artículos, solo compartimos direcciones confiables y links de procedencia verificada. Aparte, contamos con el asesoramiento de un equipo de profesionales que está dispuesto a brindar data de primera mano, revisada y actualizada. No corras riesgos y confía solo en los mejores a la hora de informarte o salir de dudas sobre cualquier asunto que te interese.

Pues bien, después de este breve post ya estás totalmente preparado para decirle a cualquiera que te quiera escuchar qué son las preguntas abiertas. Esperamos que nuestra exposición te haya servido para comprender el tema cabalmente (como puedes ver, es una cuestión muy sencilla).

Acabamos de llegar al final de nuestra publicación. ¿Piensas que hay alguna idea sobre esto que no hayamos mencionado pero que sea importante considerar? Si es así, no dudes en consignar tu comentario debajo de este post. Estaremos encantados de leer tus réplicas para mejorar día tras día.